Cuando le puse el nombre a mi blog no la conocía, pero esta fantástica escultura de Martín Chirino se llama exactamente "Crónica del Viento". La reproduzco aquí como homenaje a ese gran escultor español. Mi queridísima amiga KT diseñó la imagen de la cabecera. Se lo agradezco con todo mi cariño.

martes, 31 de agosto de 2010

La muerte inesperada



Hay vidas que se apagan lentamente,
que nos van anunciando poco a poco
la llegada del fin, que nos dan tiempo
a acostumbrarnos antes de que llegue
a la certeza de que no estará
más tiempo a nuestro lado una persona
que nos ha acompañado por la vida.

Hay también otras vidas que terminan
de forma repentina y traicionera,
con el golpe certero, inesperado,
de una muerte violenta o con la súbita
aparición de un mal que se escondía
agazapado dentro de nosotros,
dejándonos vivir sin más problemas.

Hay personas activas, vitalistas,
llenas de vida y alegría, sanas
en apariencia, que de pronto encuentran
un fin inesperado y es entonces
cuando cuesta creer que se termine
una vida que ayer era tan plena…

y al final, aunque el golpe de la muerte
es más seco y más fuerte es también cierto
que nos permite recordar la vida,
la alegría, las risas y los sueños,
la plenitud y el gozo de la vida
y no un final más lento de agonía,
angustia amarga, lágrimas dolor,
tristeza y sufrimiento.


V. K.

17 comentarios:

Tere Garibay dijo...

Hermoso como siempre... Como todo lo que escribes.

xoxo

ElPoeta dijo...

Tere... agradezco mucho tus palabras, amiga. Un beso,
V.

reina dijo...

He pasado por las dos experiencias... para los que quedamos, acostumbrarnos antes de que llegue el final, es menos doloroso... pero para los que se van es mejor irse rápido, sin sufrimientos... pero no podemos elegir cómo partir... sólo sabemos que nos tocará hacerlo en algún momento...
Sólo es la vida... y estamos de paso en ella...
Lo importante es dejar un buen recuerdo siendo buenas personas...
Un beso

ElPoeta dijo...

Reina... estoy de acuerdo, amiga, pero siempre es mejor que el recuerdo que nos quede sea una vida plena y no el sufrimiento de una larga agonía. Un beso,
V.

conny dijo...

saludos y un fuerte abrazo amigo viento..... pase a saludarte .....
el viento siempre me hace recordarte :)

ElPoeta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ElPoeta dijo...

Conny... siempre es un gusto verte por aquí, amiga querida. Besos,
V.

aguacateyfresas dijo...

Es muy triste cuando la muerte inesperada atrapa a gente que apenas ha empezado a vivir...
un saludo poeta!

ElPoeta dijo...

Aguacateyfresas... gracias, Gloria, siempre es triste, pero en esos casos es más difícil de entender todavía. Un beso,
V.

Matilde dijo...

esta como para deprimirse, aunque bueno y certero

.

qué sé yo

un abrazo

ElPoeta dijo...

Matilde... gracias, amiga mía, cuánto tiempo... Un beso,
V.

Mercedes dijo...

He sido espectadora de todos estos tipos de muerte de los que hoy nos hablas y, es verdad, cada una deja un dolor diferente, pero siempre es dolor. De cualquier manera, pienso que la peor forma de marcharse es después de una larga y dolorosa agonía. La despedida es inevitable, pero... ¿podemos evitar que sea dolorosa?
Ya estoy de vuelta, te visitaré de vez en cuando.
Un abrazo.

Kim Basinguer dijo...

El corazón queda marcado cuando alguien a quien quieres se va.

Kim Basinguer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ElPoeta dijo...

Mercedes... amiga, qué alegría tenerte por aquí de nuevo. Efectivamente, ver sufrir a alguien en una larga agonía es difícil. El golpe de una muerte repentina es duro, pero nos ahorra ese sufrimiento. Un beso y hasta pronto,
V.

Kim... por supuesto que te marca de una forma muy intensa. Qué bueno que me visites. Besos, amiga,
V.

Eli dijo...

Dos muertes nos asedian, Vale, una a tiempo y otra a destiempo, una quiebra la rosa plena y otra quiebra al roce que apena. Besos.

ElPoeta dijo...

Eli... la muerte cuando llega siempre quiebra... la vida. Gracias, amiga, hermosas y profundas tus palabras. Un beso,
V.