Cuando le puse el nombre a mi blog no la conocía, pero esta fantástica escultura de Martín Chirino se llama exactamente "Crónica del Viento". La reproduzco aquí como homenaje a ese gran escultor español. Mi queridísima amiga KT diseñó la imagen de la cabecera. Se lo agradezco con todo mi cariño.

martes, 26 de octubre de 2010

A la espera



El viento a veces sopla en contra de la marcha 
y nos cuesta avanzar del modo que querríamos.
La salud, el trabajo, las cosas de la vida
pueden también aliarse para crear problemas,
obstáculos y líos. Sólo nos queda entonces 
adaptar nuestra marcha y, si eso es necesario,
detener nuestros pasos, buscar un buen refugio
y hacer tranquilamente un alto en el camino 
para asumir el hecho de que el rumbo marcado 
debe afrontarse ahora de una forma distinta.
La vida nos ofrece sorpresas cada día 
y aquello que parece dificultar las cosas 
puede ser la ocasión de corregir el rumbo 
y tomar nuevas fuerzas, renovar ilusiones,
retomar nuestros sueños y seguir el sendero 
con un impulso nuevo hacia nuestro destino.


V. K.

15 comentarios:

Mercedes Pinto dijo...

Precisamente, aunque de una forma muy distinta, mi última entrada trata sobre este tema que nos traes: no siempre corre el viento a nuestro favor y hay que estar dispuestos a cambiar de planes y aprovechar los cambios para aprender. Cualquier adversidad es una nueva prueba de amor.
Un abrazo.

reina dijo...

Es difícil poder dicernir cuándo el viento en contra nos indica que debemos luchar más fuerte para traspasarlo y cuándo significa que debemos cambiar el rumbo porque ese no nos conviene...
Cuánto hay de perseverancia y cuánto de terquedad...
Difícil es la vida... al fin sólo nos queda seguir al corazón...

ElPoeta dijo...

Mercedes... me alegra mucho ver que coincidimos. Gracias y un beso,
V.

Reina... a veces no es fácil, pero llega un momento en que te das cuenta de lo que debes hacer... Mientras tanto, sólo queda esperar. Besos,
V.

Silvia dijo...

A veces es necesario una pausa, para renovar las fuerzas y seguir la marcha con más impulso.
Te abrazo dulce poeta.

Oteaba Auer dijo...

Descansar durante el camino no quiere decir que abandoemos. Creo que siempre debe hacerse para reponer fuerzas y continuar sin problemas derivados.
Saludos

ElPoeta dijo...

Silvia... mi dulce amiga, es cierto. Ese es el sentido de hacer un alto, tomar impulso pra continuar. Un beso,
V.

Oteaba... así es, nunca es un abandono. Es una pausa para reflexionar y decidir la forma de continuar el camino. Besos,
V.

Sakkarah dijo...

Me ha gustado mucho lo que has escrito porque transmite sabiduría y serenidad.

Muchos besos.

ElPoeta dijo...

Sakkarah... sabiduría y serenidad, las que dan los años, guapa. Me alegro de que te haga sentir así. Un beso con todo mi cariño,
V.

Maria Varu dijo...

siempre nos aprisionan las prisas, ir contracorriente, cuando lo más sencillo es precisamente eso: esperar, sopesar el momento y vivir esas sorpresas sencillas de cada día, 'perder' ese tiempo que tanto controlamos

un abrazo Valentín

ElPoeta dijo...

Maria... gracias por tu visita y tu comentario, amiga. Tienes razón. Pararse a reflexionar antes de seguir adelante nunca es perder el tiempo. Un beso con cariño,
V.

Dilmar Gomes dijo...

Pois é, meu amigo. Nao podemos desanimar jamais! Muitas vezes, as adversidades que aparecem no nosso caminhos são provas duras, é verdade, mas trazem o benefício de nos tornar maís sábios e também mais compreensivos para com o sofrimento das outras pessoas.

ElPoeta dijo...

Dilmar... muito obrigado, amigo. Um prazer receber a sua visita; É muito importante nunca perder o animo. Um abraço,
V.

Jose Manuel dijo...

Magnífico escrito, magnífica reflexión.

Os seguiré!!!!

ElPoeta dijo...

Jose Manuel... me alegro de que te guste, amigo. Bienvenido y un abrazo,
V.

lunademaria dijo...

uuf ir contra corriente para mi ha sido como reforzarme, para cuando he ido a favor del viento no perderme ni un solo isntante, a pesar de mis pesares.


Un beso ;)