Cuando le puse el nombre a mi blog no la conocía, pero esta fantástica escultura de Martín Chirino se llama exactamente "Crónica del Viento". La reproduzco aquí como homenaje a ese gran escultor español. Mi queridísima amiga KT diseñó la imagen de la cabecera. Se lo agradezco con todo mi cariño.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Salud




Hay que saber sufrir la enfermedad con calma
y no desesperarse si el cuerpo no responde,
aguantar con paciencia el dolor y la fiebre
y cuidarnos haciendo una vida más sana.
Saber estar enfermo no es fácil cuando sufres
ni cuando te desbordan las ganas de vivir
porque te queda mucho por gozar de la vida.
Sin embargo cualquiera puede verse afectado
por una enfermedad que hace nuestra existencia
más dura y más difícil. Entonces, se me ocurre,
que, si es es cierto que importa la salud de la carne,
aún más importante es la salud del alma.
Si sabemos tomar una actitud paciente
y aguantar todo aquello que nos toca sufrir
sin perder la sonrisa, el buen humor, la sana
actitud positiva, optimista y amable,
podremos superar las pruebas más difíciles
y lograr la salud a través de la calma.


V. K.

11 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Doy fe de lo que dices.
Sabes?? aún estoy de pié!!!!

Cariños!!!!!!

Dilmar Gomes dijo...

Caro amigo, gostei muito do seu poema. Concordo plenamente com você: é necessário manter a serenidade em qualquer momento da nossa vida e não desesperar jamais.
Um grande abraço.

ElPoeta dijo...

Abuela Ciber... amiga mía, qué bueno que así sea. Besos,
V.

Dilmar... que bom que gostara, amigo. Sempre é m prazer receber a sua visita. Um abraço também para você
V.

Veronica Curutchet dijo...

Cuánta razón tienes querido Poeta!
besotes!

Yemaya dijo...

Está claro que los momentos delicados se pasan mejor, cuando uno no pierde la ilusión y la esperanza, y sobre todo la sonrisa.
Besos muy dulces y un susurro lleno de salud

ElPoeta dijo...

Veronica... Me alegro de que estés de acuerdo, linda. Besos,
V.

Yemaya... gracias por tu visita y tu cariño, mi diosa. Un beso y una sonrisa,
V.

muxica dijo...

Pregunto, eres tu el de la foto?
Curiosa que soy.
Biquiños y a mejorarse

ElPoeta dijo...

Muxica... no soy yo, amiguita... No sé si sería capaz de estar en cama enfermo con esa sonrisa, aunque ya me gustaría ;-) Un biquiño y gracias por tu visita y tus deseos,
V.

Alejandro Kreiner dijo...

La mente y el cuerpo están unidos. Uno siempre influye en lo otro.

Saludos.

ElPoeta dijo...

Alejandro... así es, amigo. Todo sufrimiento es psicosomático en cierta medida. Gracias por tu visita y un abrazo,
V.

lunademaria dijo...

Llevar las enfermedades arropada en una actitud positiva, siempre ayuda a quien la sufre,y a sus seres queridos que les cuidan.
El de la imagen tiene la sonrisa de quien le acaban de dar el alta médica jajaj
Me gusta leerte y es por su
variedad de contenido y ello invita a seguir llegando hasta aquí cada día(gracias por compartir )

Feliz sabádo, un beso