Cuando le puse el nombre a mi blog no la conocía, pero esta fantástica escultura de Martín Chirino se llama exactamente "Crónica del Viento". La reproduzco aquí como homenaje a ese gran escultor español. Mi queridísima amiga KT diseñó la imagen de la cabecera. Se lo agradezco con todo mi cariño.

martes, 5 de julio de 2011

Adelante



A veces, la vida nos trae de improviso
un amargo trago que resulta duro
y que nos obliga a detener el paso
y recuperarnos puede ser difícil.
Emprender de nuevo la marcha y el ritmo
exige un esfuerzo que lleva su tiempo,
pero hay que saber retomar el camino,
dejando de lado las cargas que pesan
y abriendo los ojos hacia el horizonte
que marca el destino, con la frente alta,
con el alma abierta, sin rencor, luchando
y tendiendo puentes hacia la esperanza.


V. K.

8 comentarios:

Dilmar Gomes dijo...

Caro amigo, concordo contigo sobre o conteudo do teu texto: é necessário lutar, olhando para o horizonte, sem perder a esperança, apesar da possíveis turbulências do caminho.
Um grande abraço.

ElPoeta dijo...

Dilmar Gomes... muito obrigado, amigo. Um abraço forte para você,
V.

Hada Isol ♥ dijo...

Sobre todo tendiendo puentes hacia la esperanza! tu poema es hermoso,refleja lo que nos pasa a todos la vida aunque pensemos que es luchar por alcanzar la felicidad es convivir con la alegria y la pena,en el camino hay de todo a veces bien delimitado a veces mezclado,asi es la vida,bella con todo lo que tiene porque hasta lo malo llega a servir a veces como experiencia,un abrazo!

ElPoeta dijo...

Hada Isol♥... gracias por tus palabras, amiga y por estar aquí. Un beso,
V.

RELTIH dijo...

ESO!!! TEXTO MUY OPTIMISTA. UN GUSTO VISITAR SU ESPACIO.
UN ABRAZO

ElPoeta dijo...

RELTIH... gracias, amigo. Bienvenido y un abrazo,
V.

lunademaria dijo...

De ese puente de esperanza , nacerá toda la fuerza, para seguir cruzando todos los puentes que no de la vida.

Me he alegrado reencontrarme con tu blog

Saludos

Valentín K. Poeta dijo...

lunademaria... efectivamente, eso es la vida, un camino. A mi me alegra igual ese reencuentro. Besos y cariños,
V.